El Consorcio del Alto Guadiana perfila la adquisición de terrenos de algunas lagunas y humedales que forman parte de la Mancha Húmeda, Reserva de la Biosfera, con el fin de recuperar y poner en valor este rico e inmenso patrimonio ambiental, no tan conocido como el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel y el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera.
Esta recuperación será posible gracias al apoyo de Bruselas, que ha aprobado esta semana un programa Life+ presentado por el Consorcio y cuyo montante es de 2,6 millones de euros. El objetivo es restablecer, en un periodo de entre 3 y 4 años, las estepas salinas mediterráneas, un hábitat prioritario en la Directiva Europea de Hábitats.

El director del Consorcio del Alto Guadiana, Enrique Calleja, explicó a Lanza que se van a centrar primero en lagunas con un menor coste económico como las de Alcázar de San Juan; Alcahozo, en Pedro Muñoz; Manjavacas, en Las Mesas (Cuenca); Salicor, entre Alcázar y Criptana;  las lagunas de Villafranca, en Toledo; o las también toledanas Peña Hueca y Tirez, de Villacañas.

Noticia completa: Lanza Digital

‘Salicornia europaea’ en la Laguna de Alcahozo. Foto: Jorge SCR
Anuncios